5 consejos para una una manicura perfecta

Reconócelo: te gusta pintarte las uñas de forma asidua, o de lo contrario no estarías leyendo este blog de consejos hecho por profesionales de la manicura y la pedicura. Por ese motivo, seguro que te interesan estos pasos para conseguir una manicura perfecta. 

Eso sí, para evitar decepciones, recuerda que lograr una buena manicura requiere muchas horas de práctica y una cierta destreza. Hay hasta quien apunta que un nivel de coordinación que no está al alcance de cualquiera. Por eso las manicuras en casa nunca duran tanto como cuando están realizadas por verdaderas profesionales.

La solución simple es acudir al centro Nails Factory más cercano. Pero ¿y si te surge un compromiso de última hora, y no tienes tiempo. ¿O si eres de las que les gusta cambiar el color de sus uñas según la ropa del día?.

«Como puede que no siempre sea posible, déjanos que te recomendemos algunos consejos para obtener la mejor manicura», explica la Directora Técnica de Nails Factory, Amaya Domínguez. «Porque te van a venir bien incluso para cuando acudas a ponerte en manos de profesionales, porque merece realmente la pena».

  1. Lo primero que debes pensar es que tus manos son un lienzo para crear belleza. Y por eso que debes prepararlas bien antes de comenzar a pintar. Porque la manicura no es una ciencia exacta, pero la preparación de las manos sí que requiere de unos simples pasos a seguir, si queremos que el resultado sea satisfactorio. Si además usamos algunos pequeños trucos, haremos que nuestra manicura quede perfecta, y duradera.

Vas a necesitar: un removedor de cutículas, un palito de naranjo, crema hidratante, una buena lima, algodón y quitaesmalte.

2. Comencemos: manos bien limpias. Para que el resultado final sea perfecto, hay que asegurarse de tener las manos bien limpias y secas antes de nada.

Por ejemplo, y aunque suene un poco obvio, previamente tendrás que asegurarte de eliminar todo resto de esmalte anterior que puedas conservar. Para ello, lo mejor es un algodón impregnado en acetona y deslizado con suave presión por la uña, «y siempre desde la cutícula hacia el exterior», recuerda la Directora Técnica de Nails Factory, «pues si lo haces en la dirección contraria puedes manchar la piel de esmalte y será más complicado de retirar después».

3. El siguiente paso es limar tus uñas. A estas alturas damos por supuesto que ya sabes que existen diferentes tipos de limas, y que algunas se adaptan mejor que otras a tus necesidades concretas.

«A continuación, para limar el filo de las uñas y darles forma, debes emplear una lima específica de uña natural, y hacerlo de forma suave , para que las uñas no se abran en capas y se deterioren», razona Amaya Domínguez.

En cuanto a la forma elegida, a pesar de estar de moda algunas formas modernas (estiletto, rectangular, ovalada…), recuerda que las uñas redondeadas son la mejor opción para evitar rasgaduras y enganches. Pues su forma suave hace que no se enganchen en las superficies más problemáticas.

4. Lo siguiente sería retirar las cutículas hacia atrás –nunca, nunca cortarlas– con ayuda de un quita-cutículas o de un palito de naranjo. Volver a su origen la piel que remonta sobre las uñas hará parecer nuestras manos más estilizadas y evitará que se llenen de esmalte al pintarlas. Existen aceites para ayudar a reblandecerlas y retirarlas así más fácilmente: te los recomendamos

5. Por último, aplica crema de manos. «Y sé especialmente insistente en la zona que bordea las uñas, para que queden bien hidratadas», concluye Amaya Domínguez. «En nuestra página puedes consultar los magníficos productos Nails Factor: hemos hecho un gran esfuerzo para conseguir la mejor calidad posible respetando tu piel. Por eso, toda nuestra gama es 10 Free, la máxima calificación en calidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *