Color y personalidad, ¿qué dicen tus uñas de ti?

Los colores están íntimamente relacionados con las emociones a varios niveles; de forma automática e inconsciente los asociamos dentro de nuestro entorno cultural y de nuestra experiencia personal.

Un ejemplo lo encontramos en el color rojo, nos estimula porque el ser humano ha aprendido a relacionarlo, desde la prehistoria, con el fuego, el peligro; por esta razón se sigue empleando actualmente para las alarmas, los vehículos de emergencias, etcétera.

Pero además un color nos puede aportar otras sensaciones basadas en un recuerdo personal, como el delantal de un abuelo o la pintura de nuestro cuarto. De hecho, los adultos son más conscientes de estas asociaciones que las innatas.

Por esta razón el color que empleamos para maquillarnos afecta a nuestros sentimientos, pero también puede hacerlo de forma distinta a cómo nos ven desde fuera. Analizamos cómo podemos emplear diferentes tonos para conseguir el efecto más adecuado en cada ocasión.

  • Azul

El azul es un color asociado en la naturaleza con la tranquilidad: es el color del cielo y del mar. Y eso es lo que se transmite cuando empleamos esta gama cromática. Por eso se trata de una opción ideal para los ambientes relajados, en oposición al rojo.

También ayuda a establecer una buena primera impresión, ya que se asocia con la confianza. Así resulta una buena alternativa para una entrevista de trabajo.

  • Amarillo

Además los tonos de piel cálidos no suelen conseguir una buena combinación, mientras que los fríos sólo la logran con ciertas gamas de amarillo. Sin embargo, unos pequeños detalles en este color ayudan a crear una atmósfera más abierta y divertida.

  • Naranja

Es la combinación de la alegría del amarillo y la profundidad del rojo, por eso es el sustituto perfecto de este último. Es un color asociado a la acción, pero resulta menos formal.

También simboliza el entusiasmo y la creatividad, y es una buena opción para situaciones en las que se busca destacar, pero no en exceso.

  • Negro

El negro es un color muy peculiar, en tanto que ha pasado de tener una asociación mayoritariamente negativa, relacionado con el luto y la escasez –el «malo» de las películas siempre iba de negro–, a ser el color que identifica el lujo y la elegancia.

Resulta adecuado para los eventos formales, y además las prendas negras adelgazan.

  • Rojo

El rojo es el color por excelencia para atraer las miradas, aunque las emociones que provoca pueden ser muy diferentes según la tonalidad. Así, puede variar desde la dulzura de un color claro, como el rosa, hasta la sofisticación de una gama más oscura, como el granate.

Se asocia el rojo con la pasión, ya que nuestra piel se enrojece cuando nos enfadamos, cuando sentimos vergüenza, si nos excitamos… Por eso hay que tener confianza si queremos llevar un maquillaje de este tono, que además combina a la perfección con ropa de color negro.

  • Verde

Asociado al crecimiento y la naturaleza, el verde no sólo puede acompañar a cualquier tono de piel, además ayuda a relajarnos. Podemos optar por tonos oscuros, más serios y sofisticados, o por los claros, frescos y brillantes.

En Nails Factory tenemos una ampla variedad de colores, tanto en la gama de Geils, el semipermanente de Nails Factory; como el los esmaltes Colour Dreams, que los puedes llevar siempre contigo por solo 4.5, pídelos en tu espacio Nails Factory  más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *