Manicura para hombres

La manicura ha dejado de ser un tratamiento exclusivo de las mujeres. Por ejemplo, para aquellos hombres que trabajan realizando labores manuales resulta muy importante evitar la aparición de padrastros o de uñas rotas que pueden suponer una molestia.

Por otro lado, lo primero en lo que nos fijamos cuando conocemos a otra persona suelen ser el rostro y las manos, ¿y qué dicen estas de nosotros? Pueden estar callosas por el uso de herramientas, con restos bajo las uñas, resecas… en cualquiera de los casos, optar por una manicura para solucionarlo no se trata de seguir una moda, sino que es una cuestión de higiene, comodidad, salud y de tener un buen aspecto.

De hecho, la manicura resulta una solución para aquellos que se muerden las uñas, que incluso pueden optar por la aplicación de un esmalte transparente. Su efecto apenas se aprecia en el aspecto final, pero actúa como una barrera de protección.

Hasta ahora, muchos hombres pensaban en la manicura como en un lujo o una exageración, sobre todo debido a la falta de información, pero adoptar la manicura dentro de sus hábitos conseguirá que se sientan mejor.

Los procedimientos básicos de una manicura incluyen recortar las uñas, mantener las cutículas y suavizar la piel de las manos. Y, por lo general, todos ellos se pueden realizar en casa, pero lleva su tiempo y, en ocasiones, resulta difícil llevarlos a cabo, especialmente ante la presencia de alguna herida. También hay que tener en cuenta que tanto las cutículas como las uñas actúan de defensa natural, y no tratarlas de la forma adecuada puede causar sangrado e incluso infecciones.

Por suerte, en los espacios de Nails Factory tenemos todo lo necesario para realizar la manicura con comodidad, rapidez y seguridad. Nos encargamos de cortar y limar las uñas para que queden suaves e igualadas con la forma de los dedos, y de empujar las cutículas para conseguir un aspecto cuidado y evitar que se puedan dañar. Además, nuestros tratamientos hidratantes mejoren el aspecto y fortalecen la salud de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *