¿Cómo proteger las manos del frío?

¿Cómo proteger las manos del frío?

En invierno nuestra pie les más vulnerable, debido a las bajas temperaturas, y nuestras manos se deshidratan  con más facilidad, ya que es una de las partes del cuerpo que más queda al descubierto. Estas situaciones provocan sequedad y grietas en las manos, cutículas resecas, e incluso que se nos abran las uñas.  Estos son los problemas más comunes que nos causa el frío, y en este post os vamos a hablar de los tratamientos para proteger nuestras manos, nutrirlas y suavizarlas sin engrasarlas.

Estos son los consejos que ofrecemos desde Nails Factory:

  • A la hora de lavarnos las manos lo aconsejable es que sea con agua fría, ya que el agua caliente las reseca y las enrojece, y que el secado sea con una toalla o papel, evitando el aire caliente del secador. También es importante utilizar un jabón con PH neutro.
  • El uso de una crema hidratante nos ayuda a prevenir la sequedad y la tirantez, además de mantenerlas hidratadas. Una combinación perfecta para proteger nuestras manos consiste en aplicarnos crema y ponernos los guantes, de manera que se mantienen calientes y protegidas del frio de la calle. Es importante que lleves siempre contigo la crema hidratante, en el bolso o que tengas una en el trabajo.

Las cremas protegen las manos de la deshidratación y el frío, las deja muy suaves y ligeramente perfumadas. En Nails Factory disponemos varios productos hidratantes como cremas de mano, una se compone de Aloe Vera y Caléndula,  otra de Aloe Vera y Argán, y una más Hipoalergénica ideal para un PH delicado.

Y si quieres un toque especial en tu hidratación, disponemos del aceite Gold Skin con aceite de karité. Este aceite es altamente nutritivo y contiene antioxidantes, lo que tiene un efecto anti envejecimiento. Además, tiene brillo dorado que hace resaltar el tono de tu piel.

  • La exfoliación es una rutina básica para eliminar la piel muerta que se acumula tras el largo invierno. Renovar la epidermis es clave para lucir una piel suave y luminosa. Esto favorecerá la renovación celular y ayudará a activar la circulación sanguínea de las capas externas de nuestra piel. Un exfoliante tiene dos funciones, por un lado, la eliminación de la suciedad y de las células muertas; y por otro, es una acción desincrustante, ya que extrae los residuos orgánicos y de las impurezas depositadas sobre la piel.

Para que el exfoliante sea eficaz, no depende de la fuerza con la que se frote, sino de la regularidad con la que se aplique.  Sus beneficios se pierden si se exfolia cada varios meses y se frota hasta enrojecer la piel. Lo aconsejable es hacerlo con regularidad, mediante movimientos muy suaves; para ello, lo mejor es apoyar los dedos pulgares y hacer movimientos en círculo con las yemas de los dedos, conviene insistir si hay grietas y pieles secas y levantadas. Es pues, una limpieza profunda y, al mismo tiempo, un tratamiento renovador de la epidermis.

El principal objetivo de este proceso es preparar la piel para que la aplicación de cualquier tratamiento posterior sea más eficaz, como la parafina.

La parafina es una sustancia para mantener la piel de tus manos en perfecto estado. Una de sus propiedades naturales, es que humedece las capas más profundas de la piel. De este modo, se pueden tratar males como la artrosis, la artritis, la tendinitis y otros dolores musculares.
En Nails Factory tenemos el Tratamiento Reavitalizante, que está compuesto por exfoliante y parafina de Aloe Vera.

Y si hablamos de manos, no nos podemos olvidar de las uñas, recuerda mantener tus uñas bien cuidadas y limpias y no te olvides de cuidar tus cutículas con aceites esenciales que contengan Caléndula, Aloe Vera, Argán o Árbol de Té (que es ideal para hongos, desinfectante y para uñas grasas), Eucalipto…

Puedes conseguir aceites esenciales en roll-on para las cutículas y uñas en tu Nails Factory más cercano.

Saludos, y ¡presume de manos este Invierno!