3 beneficios del aloe vera, argán y caléndula para tener uñas perfectas

3 beneficios del aloe vera, argán y caléndula para tener uñas perfectas

3 beneficios del Aloe vera, argán y caléndula para tener uñas perfectas.

Aloe vera, caléndula, argán… En Nails Factory la naturaleza cuida tus manos y pies

Hoy nos proponemos hablarte de esas plantas que llevan ya algunos años en boca de todos, y que son muy utilizadas en la cosmética e incluso en la medicina tradicional: el aloe vera, la caléndula y el argán. De ellas extraemos esos aceites y bálsamos que tanto bien le hacen a nuestro cuerpo.

El aloe vera es una perfecta alternativa como tratamiento de las heridas, por su gran acción regeneradora en la piel. Por no hablar de la infinidad de ventajas que tiene como producto cosmetólogo para la piel y el cabello. «Podría decirse que es una de las plantas medicinales más importantes para el ser humano, ya que es utilizada desde para curar infecciones, heridas o quemaduras, hasta para calmar la tos», explica la Directora Técnica de Nails Factory, Amaya Domínguez. «Por ese motivo está presente en todos nuestros productos y por supuesto en nuestros tratamientos para el cuidado de las manos y pies».

La clave es que el aloe vera actúa directamente sobre la piel, restableciendo las células, rellenando huecos, y eliminando cicatrices y marcas ocasionadas por el acné. Y también es eficaz eliminado las manchas originadas por el sol y las que aparecen con el paso de los años. Además, es una planta muy depurativa, funciona como un antiviral y es empleada incluso para regular la glucosa.

Por otra parte, aporta un gran número de vitaminas (A, C, E, B1, B2, B3, B6 y B12), minerales, ácido fólico, enzimas y aminoácidos. De ahí que el aloe vera se haya convertido en una opción natural para tratar muchos problemas de la piel, e incluso del cabello.

 

Aloe vera: bueno para todo

«Son tantas cualidades beneficiosas que tiene esta planta, que es una de las favoritas por la industria cosmetológica y medicinal», explica la Directora Técnica de Nails Factory. «Y es que, entre los diversos beneficios que proporciona el aloe vera en el ámbito de la belleza, se incluyen la exfoliación de la piel del rostro y las manos, para tenerla limpia de impurezas y residuos».

Originaria de las regiones cálidas y secas, especialmente del noroeste de África y de Arabia, el aloe vera

tiene efectos antiinflamatorios, antisépticos, antibióticos, bactericidas, calmantes y cicatrizantes.  Es ideal para mitigar el dolor fuerte, calmar la tos, curar heridas y sanar quemaduras.

Además, tiene acción antiviral, coagulante, digestiva y depurativa. Por lo que se recomienda también para las picaduras de insectos. «Pero si algo la hace especialmente recomendable en el terreno de la cosmética es porque aporta grandes beneficios a la salud de la epidermis, pues no solo contribuye a la regeneración celular, sino que es muy hidratante y humectante, reduce el envejecimiento de la piel, eliminando los radicales libres», continúa Amaya Domínguez.

Tipos de productos cosméticos y medicinales elaborados con aloe vera:

 

  • Cremas hidratantes, reparadoras, antiedad, rejuvenecedoras y reafirmantes.
  • Exfoliantes, tónicos, mascarillas, leche hidratante, geles y lociones corporales.
  • Champús, acondicionadores y cápsulas capilares.
  • Cremas o pastas dentales y enjuagues bucales.
  • Jabones y sales de baño aromáticas.
  • Sérums.
  • Contornos de ojos.
  • Protectores labiales.

 

«Como nuestros aceites de cutículas (que además de aloe vera lleva argán, caléndula, eucalipto y árbol del te), crema de manos (con aloe vera y caléndula), cremas de pie, y  espectacular tratamiento exfoliante regenerador de aloe vera (y sales del mar muerto), además de nuestro Refresh Spray, con un 95% de aloe vera».

 

Caléndula: la flor sagrada der los aztecas

Las mujeres mexicanas conocen su valor desde tiempos inmemoriales. Hablamos de la caléndula, una flor vibrante de color amarillo y naranja que se ve y se usa en las ceremonias tradicionales del Día de Muertos. Y que ya fue considerada sagrada por los aztecas por sus propiedades curativas y antiinflamatorias.

«A diferencia de muchas otras plantas, la flor entera –desde el tallo hasta las hojas– resulta beneficiosa para el cuidado natural de la epidermis», explica la Directora Técnica de Nails Factory, «tanto en forma tópica como ingerible, siendo además apta para todo tipo de pieles». Los antioxidantes que se encuentran en la planta la hacen perfecta para la regeneración celular, y los pétalos son antiinflamatorio y antiséptico (gracias a los flavonoides, los nutrientes responsables de su color brillante y los beneficios de curar la piel) que ayuda en el proceso de curación, a la vez que aumenta el flujo sanguíneo.

Así que, cuando se trata de cuidado de la piel, la caléndula es una de las hierbas más antiguas conocidas. Estos son sus principales beneficios:

 

  • Reduce la irritación. Se ha demostrado que el aceite volátil, los ácidos orgánicos y los esteroles presentes en la caléndula tienen la capacidad de estimular el proceso de curación. Cuando hay una picadura de insecto o un pequeño hematoma, quemadura o herida en la piel, la aplicación de crema de caléndula ayuda a calmar la irritación y acelera la cicatrización de la herida.

 

  • Hidrata la piel seca. El aceite de la flor de caléndula ayuda a suavizar la capa externa de la piel llamada epidermis. Por lo tanto, actúa como un humectante eficaz para pieles secas y agrietadas. Ya sea que tenga la piel seca crónica o estacional, el uso regular de aceite de caléndula puede ayudar a que su piel se mantenga húmeda y saludable.

 

  • Mejora el brillo natural. El aceite de caléndula estimula la circulación de la sangre hacia la zona donde se aplica. A medida que fluye más sangre a un área, ayuda a drenar las toxinas generadas por los procesos metabólicos normales y mantiene el área saludable. Se ha descubierto que el uso regular de aceite de caléndula ayuda a mejorar el cutis e imparte un brillo saludable a la piel.

 

Argán: ayuda a tener una piel perfecta

El aceite de argán se elabora a partir de los granos que crecen en ciertos árboles nativos de Marruecos. Se vende con mayor frecuencia como aceite puro, que puede aplicarse directamente de forma tópica (directamente sobre la piel) o ingerirse para proporcionar varios beneficios para la salud.

El aceite de argán se ha utilizado tradicionalmente tanto por vía tópica como oral para mejorar la salud de la piel, el cabello y las uñas. Contiene diversas propiedades beneficiosas y vitaminas que forman una combinación poderosa para mejorar la salud de la piel.

Los principales beneficios del aceite de argán para la piel:

 

  • Hidrata la piel. Es seguramente el más utilizado como humectante. Por eso, a menudo se encuentra en lociones, jabones y acondicionadores para el cabello. Esto se debe en gran parte a su abundancia de vitamina E, que es un antioxidante liposoluble que puede ayudar a mejorar la retención de agua en la piel.

 

  • Protege del daño solar. «Las mujeres marroquíes han usado durante mucho tiempo el aceite de argán para proteger su piel del daño solar», concluye Amaya Domínguez. «Una práctica inveterada que ha sido recientemente apoyada por un estudio científico, que demuestra que su actividad antioxidante ayuda a proteger la piel contra los radicales libres causados ​​por el sol. Como resultado, evita también quemaduras e hiperpigmentación».

 

  • Trata afecciones de la piel. El aceite de argán contiene una gran cantidad de propiedades curativas, incluidas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Ambos ayudan a reducir los síntomas de diversas afecciones inflamatorias de la piel, como la psoriasis y la rosácea. Y otro de los usos tradicionales del aceite de argán es el tratamiento de infecciones cutáneas. Tiene propiedades antibacterianas y fungicidas, lo que le da la capacidad de ayudar a tratar y prevenir las infecciones cutáneas bacterianas y fúngicas.

 

  • Mejora la cicatrización de heridas. La fuerte combinación de antioxidantes y vitamina E que se encuentra en el aceite de argán se puede utilizar para ayudar a que las heridas y los cortes se curen más rápido.

 

  • Alivia la dermatitis atópica. La dermatitis atópica es una afección cutánea común con síntomas como picazón y enrojecimiento de la piel. La investigación ha encontrado que la aplicación tópica de aceite de argán en el área afectada puede ayudar a tratar los síntomas. La vitamina E y las propiedades inflamatorias naturales que se encuentran en el aceite de argán pueden conducir a este efecto calmante.